Vivimos en un mundo subyugado a la sobreproteccion. La exigencia se limita al confort de la persona y se adapta para evitar el “fracaso”, para que viva en un entorno y exigencias que le hagan “feliz”.
Yo, queridos padres, tengo la solución: una habitación esterilizada con una play y que por el respiradero salga un porcentaje de algún gas opiáceo.
¡¿A QUE NO?!
Dejémonos de monsergas, el estado natural de un niño es competir, enfrentarse a nuevos retos, perder, ganar y aprender a gestionar los sentimientos que emanan de esas situaciones.
Quiero desde aquí gritar por mi ventana, aunque ningún padre quiera oírlo.
¡¡¡CUAN IMPORTANTES SOMOS LOS ENTRENADORES DEPORTIVOS!!!!
En muchos casos el tiempo que un niño pasa entre nosotros es el único momento que está exigido cognitivamente. Aparecen problemas que el niño debe solventar. TOMA DECISIONES y en ocasiones se equivoca.
¡¡¡Genial!!!!
Somos despertadores cognitivos, no hay mejor reto o responsabilidad.
Y EL QUE NO ACEPTE EL COMPROMISO… ¡QUE SE VAYA A LA MIERDA!
¡Esto es demasiado importante!

NOTA: Para mi aún faltan otros adjetivos como esfuerzo, superación… = ilusión

Foto de Tennis10.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s